Páginas vistas en total

lunes, 29 de agosto de 2011

Salamanca y sus tradiciones.


En la primera entrada de este blog cometí un pequeño error. Como estoy tan acostumbrado al término charro, pensé que era suficientemente conocido, pero por lo que me habéis comentado me equivoque. Así que lo vamos a solucionar.

Según la RAE, charro viene siendo un  aldeano de Salamanca, y especialmente el de la región que comprende Alba, Vitigudino, Ciudad Rodrigo y Ledesma.

De forma más genérica se utiliza como gentilicio de Salamanca. Salamanca, para los que tengáis la desgracia de no conocerla (jejeje), es la capital de la provincia homónima, situada en la comunidad autónoma de Castilla y León. Tiene una población de 154.462 habitantes, y su área metropolitana alcanza los 213.399. Está situada en el Campo Charro, junto al río Tormes y forma parte de la región histórica del Reino de León. Salamanca es famosa por albergar la universidad más antigua de España, fundada en 1218 por Alfonso IX de León. Esta universidad, y por lo tanto la ciudad, están ligados a nombres tan importantes como Cristóbal Colón, Fernando de Rojas, Francisco de Vitoria, Fray Luis de León o Miguel de Unamuno. Del mismo modo, Cervantes le dedico unos versos en uno de sus libros:

Salamanca que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gustado

En 1988, Salamanca fue declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y en el 2002, fue la primera ciudad española en ser Capital Europea de la Cultura, titulo últimamente tan polémico y que ha sido codiciado por ciudades como Córdoba, Burgos, Zaragoza o San Sebastián.

La vida cotidiana de la ciudad está ligada, tanto a la Universidad como a los universitarios. Salamanca vive para y por los universitarios, lógico si tenemos en cuenta que la universidad de Salamanca tiene alrededor de 30.000 alumnos, a los que habría que sumar los 6.500 de la Universidad Pontificia de Salamanca, y los cientos de jóvenes extranjeros que viajan a la ciudad para aprender español cada años, siendo el gran referente mundial en la enseñanza del español, (concentra el 16% de las plazas existentes en toda España). Hay barrios enteros donde la mayoría de los pisos están alquilados por estudiantes. Y claro también tienen que divertirse, en Salamanca hay un bar por cada 106 habitantes, siendo la capital de provincia de España con más número de bares por habitante.

Esta influencia también se deja sentir en las tradiciones y las fiestas de la ciudad. El ejemplo más claro es el Lunes de Aguas, para mí la fiesta más característica y bonita de la ciudad.  

Lunes de Aguas

El Lunes de Aguas se celebra el lunes siguiente al de Pascua. En este día la gente se reúne en el campo para degustar el tradicional hornazo, una gran empanada rellena de embutido y huevo cocido. El origen de esta fiesta popular se remonta al siglo XVI, cuando el rey Felipe II dicta unas ordenanzas según las cuales las mujeres públicas, que habitaban en la Casa de Mancebía de Salamanca, debían ser trasladadas, durante la Cuaresma, fuera de la ciudad. A partir del Miércoles de Ceniza, las prostitutas abandonaban su residencia habitual y eran trasladadas al otro lado del río Tormes. El responsable y encargado de vigilar, cuidar y atender a las prostitutas era el “Padre Putas”. Este personaje (convertido eufemísticamente en el Padre Lucas, el cabezudo más famoso perseguidor de niños en los días de las fiestas salmantinas) acompañaba a los estudiantes a recoger de su exilio a las prostitutas, siempre el lunes siguiente al de Pascua (Lunes de Aguas).  
Portal de turismo de Salamanca: www.salamanca.es


Yo como buen charro, en mis casi 27 años he participado todos los años, que ha sido posible, en esta fiesta, que para los más jóvenes, se traduce en ir con los amigos algún parque cerca del rio, a comer y emborracharse, simple pero divertido.  De hecho hay testimonios gráficos de mi participación.



Esta foto tan mona es de cuando tenía 18 o 19 años, de una celebración de lunes de aguas. Tal y como os decía, salir al campo a emborracharse y comer con los amigos. De hecho esta foto tiene una historia divertida, ya que no la hicimos nosotros, sino que la hizo un periodista gráfico de uno de los periódicos de Salamanca, y aparece regularmente todos los años, por el lunes de agua claro, en alguno de los periódicos de la editorial a la que pertenece el periódico. Y siempre con el epígrafe, “Un grupo de jóvenes celebra el lunes de agua, en la Aldehuela bebiendo calimocho”. Se nos ocurrió, hace un par de años, la idea de volver a juntarnos un lunes de aguas los mismos que salimos en la foto, repetirla, mandarla al periódico y que la renovasen, que quieras que no han pasado casi 10 años, y quitando Albertito, el primero de la derecha, todos hemos cambiado bastante. La pena que ahora mismo casi ninguno de la foto seguimos en Salamanca y hasta que el lunes de aguas no sea una fiesta nacional, lo cual supondría un gran avance para este país, no creo que podamos volver a hacerla, al menos un lunes de agua.

Por cierto, hay premio para el que consiga hacer un cálculo aproximado del número de litros de calimocho que hay sobre la mesa, jeje.


8 comentarios:

  1. Y en que consistiría ese avance que supondría el lunes de aguas?

    ResponderEliminar
  2. HAY Q ADOPTAR YA ESA TRADICION PA VELEZ EN PRINCIPIO Y LUEGO PA TOA ANDALUCIA, PERO VAS A TENER QUE HACER TU, DON GOTA, DE MAESTRO DE CEREMONIAS O CONCEJAL DE LA FIESTA, LO DIGO PA HACERLO BIEN BIEN, LO KE PASA ES KE SIEMPRE VUELVES PARRIBA EN ESA FECHA, AUNQUE SI LE EXPLICAS AL LOPEZ, TAMBIÉN EL PODRÍA. OYE COMO CURIOSIDAD Y COMO POSIBLE SITIO PARA CELEBRARLO, PODRÍA SER EL COTO DE BENAMOCARRA, JUSTO AL OTRO LADO DEL RIO VELEZ, HAY KE SER RESPETUOSO CON LA TRADICIÓN

    ResponderEliminar
  3. dos cosillas:


    1. Vélez también fue nombrada en el Quijote:
    "¡Gracias sean dadas a Dios, señores, que a tan buena parte nos ha conducido!, porque, si yo no me engaño, la tierra que pisamos es la de Vélez Málaga."

    2. Pa mí que no va a hacer gracia eso de echar a las mereticres durante una semana.

    ResponderEliminar
  4. Vamos por partes:
    1.- Ruben, un día más festivo en el calendario en el cual te dedicas a ir al campo a comer y beber es un avance para cualquier civilización.

    2.- Anómino, la fiesta no tiene mucha ceremonia es muy facilita, como ya he dicho es ir al campo a comer hornazo, que habrá que importarlo de tierras charras, y a beber. Y yo si estoy en Vélez, la fecha es: el domingo de resurrección el día siguiente no, una semana después.

    3.- Minoría De Uno Solo o Pitu para los amigos jeje, pensaba que tu conocimiento del calendario eclesiástico era mucho más elevado, desde el miércoles de ceniza hasta el lunes de agua esta toda la cuaresma y la semana santa, es decir las meretrices no estaban fuera una semana estaban fuera 54 días jeje.

    ResponderEliminar
  5. Tiene usted toda la razón, había entendido que era solo durante la semana santa (quizás mi mente calenturienta veía imposible la supervivencia de la sociedad sin estos servicios durante un periodo superior a una semana)

    De ahí vendría el dicho popular de "Estoy como las putas en cuaresma" para referirse a la ausencia de poder adquisitivo.

    ResponderEliminar
  6. Anhelado Lunes de Agua!! todas las personas que han vivido en Salamamca y por algún motivo han tenido que marchar, echan de menos tan bella tradición. Como me acuerdo de mis años mozos donde iba con mis amigos a beber calimocho y a comer hornazo tumbados en una manta cerca del río. Que ganas de volver a repetir!! Quien sabe si este año no será mi reencuentro con el Lunes de Aguas!!

    ResponderEliminar
  7. Hombre, eso del epígrafe del calimocho no es cierto, en realidad sale algo como: “Un grupo de jóvenes celebra el lunes de agua, en la Aldehuela”, se nota que te gusta mucho el vinacho con la cola ;D

    Eso de que no he cambiado... Pon fotos actualizadas y lo comprobamos ;D

    Alberto

    ResponderEliminar