Páginas vistas en total

lunes, 29 de agosto de 2011

Salamanca y sus tradiciones.


En la primera entrada de este blog cometí un pequeño error. Como estoy tan acostumbrado al término charro, pensé que era suficientemente conocido, pero por lo que me habéis comentado me equivoque. Así que lo vamos a solucionar.

Según la RAE, charro viene siendo un  aldeano de Salamanca, y especialmente el de la región que comprende Alba, Vitigudino, Ciudad Rodrigo y Ledesma.

De forma más genérica se utiliza como gentilicio de Salamanca. Salamanca, para los que tengáis la desgracia de no conocerla (jejeje), es la capital de la provincia homónima, situada en la comunidad autónoma de Castilla y León. Tiene una población de 154.462 habitantes, y su área metropolitana alcanza los 213.399. Está situada en el Campo Charro, junto al río Tormes y forma parte de la región histórica del Reino de León. Salamanca es famosa por albergar la universidad más antigua de España, fundada en 1218 por Alfonso IX de León. Esta universidad, y por lo tanto la ciudad, están ligados a nombres tan importantes como Cristóbal Colón, Fernando de Rojas, Francisco de Vitoria, Fray Luis de León o Miguel de Unamuno. Del mismo modo, Cervantes le dedico unos versos en uno de sus libros:

Salamanca que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gustado

En 1988, Salamanca fue declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y en el 2002, fue la primera ciudad española en ser Capital Europea de la Cultura, titulo últimamente tan polémico y que ha sido codiciado por ciudades como Córdoba, Burgos, Zaragoza o San Sebastián.

La vida cotidiana de la ciudad está ligada, tanto a la Universidad como a los universitarios. Salamanca vive para y por los universitarios, lógico si tenemos en cuenta que la universidad de Salamanca tiene alrededor de 30.000 alumnos, a los que habría que sumar los 6.500 de la Universidad Pontificia de Salamanca, y los cientos de jóvenes extranjeros que viajan a la ciudad para aprender español cada años, siendo el gran referente mundial en la enseñanza del español, (concentra el 16% de las plazas existentes en toda España). Hay barrios enteros donde la mayoría de los pisos están alquilados por estudiantes. Y claro también tienen que divertirse, en Salamanca hay un bar por cada 106 habitantes, siendo la capital de provincia de España con más número de bares por habitante.

Esta influencia también se deja sentir en las tradiciones y las fiestas de la ciudad. El ejemplo más claro es el Lunes de Aguas, para mí la fiesta más característica y bonita de la ciudad.  

Lunes de Aguas

El Lunes de Aguas se celebra el lunes siguiente al de Pascua. En este día la gente se reúne en el campo para degustar el tradicional hornazo, una gran empanada rellena de embutido y huevo cocido. El origen de esta fiesta popular se remonta al siglo XVI, cuando el rey Felipe II dicta unas ordenanzas según las cuales las mujeres públicas, que habitaban en la Casa de Mancebía de Salamanca, debían ser trasladadas, durante la Cuaresma, fuera de la ciudad. A partir del Miércoles de Ceniza, las prostitutas abandonaban su residencia habitual y eran trasladadas al otro lado del río Tormes. El responsable y encargado de vigilar, cuidar y atender a las prostitutas era el “Padre Putas”. Este personaje (convertido eufemísticamente en el Padre Lucas, el cabezudo más famoso perseguidor de niños en los días de las fiestas salmantinas) acompañaba a los estudiantes a recoger de su exilio a las prostitutas, siempre el lunes siguiente al de Pascua (Lunes de Aguas).  
Portal de turismo de Salamanca: www.salamanca.es


Yo como buen charro, en mis casi 27 años he participado todos los años, que ha sido posible, en esta fiesta, que para los más jóvenes, se traduce en ir con los amigos algún parque cerca del rio, a comer y emborracharse, simple pero divertido.  De hecho hay testimonios gráficos de mi participación.



Esta foto tan mona es de cuando tenía 18 o 19 años, de una celebración de lunes de aguas. Tal y como os decía, salir al campo a emborracharse y comer con los amigos. De hecho esta foto tiene una historia divertida, ya que no la hicimos nosotros, sino que la hizo un periodista gráfico de uno de los periódicos de Salamanca, y aparece regularmente todos los años, por el lunes de agua claro, en alguno de los periódicos de la editorial a la que pertenece el periódico. Y siempre con el epígrafe, “Un grupo de jóvenes celebra el lunes de agua, en la Aldehuela bebiendo calimocho”. Se nos ocurrió, hace un par de años, la idea de volver a juntarnos un lunes de aguas los mismos que salimos en la foto, repetirla, mandarla al periódico y que la renovasen, que quieras que no han pasado casi 10 años, y quitando Albertito, el primero de la derecha, todos hemos cambiado bastante. La pena que ahora mismo casi ninguno de la foto seguimos en Salamanca y hasta que el lunes de aguas no sea una fiesta nacional, lo cual supondría un gran avance para este país, no creo que podamos volver a hacerla, al menos un lunes de agua.

Por cierto, hay premio para el que consiga hacer un cálculo aproximado del número de litros de calimocho que hay sobre la mesa, jeje.


martes, 16 de agosto de 2011

La Axarquía


La Axarquía  es una región histórica de Andalucía enclavada en la provincia malagueña. Desde el punto de vista geográfico, la comarca, se halla en la parte más oriental de la provincia de Málaga, en árabe significa lo que queda al este. Se extiende por la costa y el interior. Sus municipios costeros conforman la Costa del Sol Oriental. La verdadera capital, y la ciudad más importante, es Vélez-Málaga. A los naturales de la comarca se les llama axárquicos. Limita: al norte con la Comarca de Alhama, al este con la comarca Costa Tropical, al sur con el mar Mediterráneo, al oeste con Málaga, y al noroeste con la comarcas Antequera y Nororma.

Hace dos años yo vivía en Salamanca, como quien dice estaba haciendo las maletas para mudarme a Valencia a hacer el doctorado durante cuatro años y en mi vida había escuchado el nombre de Axarquía y ni mucho menos pensaba que pudiera acabar viviendo allí. La imagen que tenia de Málaga era la que salía por la tele sobre todo en los programas del corazón, es decir Marbella, la jet set, la playa y las discotecas. Los que más me conocéis sabéis que ni mucho menos ese tipo de sitio me llamaba la atención.
Por un giro del destino de repente me vi haciendo esas maletas pero para ir a la estación experimental La Mayora, la cual se encuentra en el término municipal de Algarrobo. Uno de los muchos pueblos de la Axarquía. De ese modo llegue a la Axarquía el 12 de octubre de 2009. Lo primero que me sorprendió, aunque esperado, es que mientras en Salamanca ya hacía varias semanas que el verano había dejado de existir en Torre del mar, me quede en el camping de este pueblo los primeros días, aún era pleno verano o al menos para mí, no tardaría en descubrir que el concepto de frío y calor que hay en estos lares son muy distintos a los míos. A partir de ese momento comenzó mi iniciación en la forma de vida, costumbres y la idiosincrasia propias de la comarca de la Axarquía, en la mayoría de los casos bajo la supervisión de alguno de los miembros de mi equipo de rugby, que como no podía de ser de otro modo se llama Rugby Axarquía, y cambio completamente la imagen que tengo de este lugar.  De esta iniciación ya os iré hablando durante las siguientes entradas en este blog.

Esta primera entrada del blog pretende ser una pequeña presentación del mismo, en este blog a parte de comentar el “choque” cultural entre la meseta y la Axarquia, siempre desde mi punto de vista claro, iré colgando básicamente lo que me apetezca, pero mayormente serán cosas que me gusten a mi claro, como puede ser cosas de rugby, de cervezas, alguna fotillo algo de viajes, incluso alguna cosilla más poética y porque no alguna cosilla de ciencia o política.